Un Mundo para Todos Dividido

Los pobres son muchos y por eso es imposible olvidarlos. Seguramente tienen los amaneceres múltiples edificios donde ellos quisieran habitar con sus hijos. Pueden llevar en hombros el féretro de una estrella. Pueden destruir el aire como aves furiosas, nublar el sol. Pero desconociendo sus tesoros entran y salen por espejos de sangre; caminan y mueren despacio. Por eso es imposible olvidarlos.” Roberto Sosa

 

Foto de JOSE-MARIA MORENO GARCIA

Cuanta razón tenia el amigo poeta Roberto Sosa.  El mundo esta dividido y no en partes iguales. La desigualdad con que fue repartido deja más que un mal sabor de boca.  La tierra la trabaja el campesino pero los frutos se los comen los dueños.  Una vez que su boca perversa  ha disfrutado el arduo trabajo de sus peones tiran las conchas a los cerdos y junto a ellas también sus esperanzas.

La fidelidad aquí poco importa.  El pobre, el hambriento es fiel como un perro a su dueño.  Más que por amistad por necesidad. Camina casi arrastras tras largas y arduas horas de trabajo hacia su humilde hogar, deseando, implorando encontrar aunque sea medio pedazo de pan. Pero en la mesa del pobre a lo mucho que se llega es a agua y a tortilla con sal para los que tienen suerte, hay quienes les tocó peor.

http://www.flickr.com/x/t/0095009/photos/9415960@N02/1355218857/

Foto de Edson Luiz

La bestia devora-hombres es decir,  la agencia de inmigración,  ICE una vez más metió sus largos tentáculos y envolvió a más de 120 trabajadores quienes único pecado fue no contar con un permiso para trabajar. Tan dividido esta el mundo que el rico roba y aplasta donde quiera y el pobre hasta para quebrarse la espalda trapeando pisos tiene que tener un permiso. 120 familias que se unen y engrandecerán el abismo interminable de la pobreza. ¿Pero eso a quien le importa verdad? Pues ni a la agencia de inmigración ni al hotel de donde fueron despedidos.  A pesar de haber trabajado durantes años, de haber servido con lealtad no merecen ser rescatados de los pegajosos  y oprimentes tentáculos.

El hotel contratará nuevo personal, total, sobra quien quiera trabajar demasiado a cambio de unos cuantos centavos. Si, porque los pobres son muchos y mucha es su necesidad y muchos también quienes se aprovechan de ello para enriquecerse a cuesta de su sudor.  Pero cuando al peón estira el brazo en busca de ayuda el patrón no solo le da la espalda también le tira los perros. Pero ese “pequeño asunto” es de poca importancia en un mundo donde el perro  del patrono come mejor que el trabajador. Al unísono llorarán los hijos de esos 120 trabajadores, les harán coro sus madres.  Una vez más cantaron victoria a quienes les tocó la mejor tajada.

“Hoy soñé despierta que la tierra que riego con mi sudor también era mía

  Que la fruta que por horas cultivo podía llevársela a  mis hijos

  Que no tenia que esconderme de la migra

 Podía caminar libre y orgullosamente

Mientras el sol quemaba mi cabeza, yo soñaba”

Poeta Francia Henriquez

Anuncios

Comenta por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s